Ministerio de Justicia

Reforma Procesal Civil

Porqué es necesaria una reforma a la Justicia Civil?

Porqué es necesaria una reforma a la Justicia Civil?

Por que es necesaria una Reforma a la Justicia Civil

Existe consenso entre académicos y operadores del sistema judicial en cuanto a que la justicia civil se encuentra en crisis. En primer lugar, ésta es percibida como una justicia lenta e ineficaz por la mayoría de los usuarios de la misma.

Los antecedentes generales que se manejan sobre el actual Código de Procedimiento Civil dan cuenta de una justicia que no está funcionando bajo los parámetros de las últimas reformas.

En relación a la duración de los procedimientos, algunos estudios realizados por organizaciones académicas y de la sociedad civil, nos indican que los Juicios Ordinarios presentan un promedio de duración de 2009 días, los Juicios Ejecutivos, 785 días, y los Juicios Sumarios, 707,4 días. Además, durante el 2005, los Juicios Ejecutivos se dieron en un 73.65% a nivel nacional, cifra que aumenta a un 87,4% en la Región Metropolitana.

Por otra parte, los datos a nivel nacional nos muestran que durante el año 2005 ingresaron 966 mil 148 causas, lo cual subió a más de 1millón 896 mil en el 2009, de acuerdo a los datos de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, lo que indica un aumento progresivo de la concurrencia a los tribunales.

Además, el sistema es percibido como poco transparente, dotado de una excesiva escrituración, la cual favorece la delegación de funciones del juez en otros funcionarios, y en donde existen muchos procedimientos distintos para cada tipo de materia. Ello la torna en una justicia lejana al ciudadano común. Si a lo anterior unimos la idea de que “justicia retrasada es justicia denegada”, la necesidad de reformar nuestra justicia civil se nos presenta como un profundo deber al cual debemos destinar nuestros mejores esfuerzos.

Por otro lado, la justicia civil representa el 60% de las causas que se tramitan en la totalidad de los tribunales del país, lo que refleja su magnitud e importancia.

La justicia civil, que atiende a los conflictos sociales más diversos, generales y cotidianos de las personas, así como a la mayor cantidad de causas que ingresan al sistema de justicia chileno, y que, además, constituye un sistema general, base y supletorio de todos los demás ordenamientos procesales, es definitivamente una gran reforma pendiente de la justicia chilena, necesaria para el Estado de Derecho y el desarrollo económico y social de nuestro país.